Nos mudamos, ahora estamos en www.elpoderdelciudadano.blogspot.com

Haz click aca para ir a nuestra nueva casa:

http://elpoderdelciudadano.blogspot.com/

jueves, 20 de septiembre de 2007

El «Barrio Sésamo» de los hermanos Chávez


MANUEL M. CASCANTE. CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. ABC
El presidente venezolano, Hugo Chávez, debe de pensar que el meridiano de Greenwich es una imposición del imperialismo fascista. Y es probable que se pregunte por qué los husos horarios reciben ese nombre, si son tan inútiles. Así que ha decidido que este lunes las manecillas de los relojes deben moverse media hora para aprovechar la luz diurna. Pues, según el ministro del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, Héctor Navarro, «desde hace mucho tiempo se conoce que hay elementos del metabolismo de los seres humanos que están asociados al ciclo solar (y) que sincronizan el crecimiento y la actividad intelectual».
Vale, de acuerdo, pero, en la madrugada del domingo al lunes, ¿hay que adelantar o hay que atrasar las manecillas del reloj en Caracas? Ni el propio mandatario ni su hermano Adán, ministro de Educación, se aclaran. De tal modo que el último programa de «Aló, Presidente» se convirtió en una especie de «Barrio Sésamo», con los hermanos Chávez como improvisados Epi y Blas.
«Tenemos que mover la manecilla del reloj media hora hacia adelante. Preparémonos pues: A la media noche del domingo 23, media hora hacia adelante», proclama Hugo mientras mira su reloj de pulsera (tiene unos cuantos, a cuál más caro). «¡Hacia atrás!», grita alguien entre el público, el cual probablemente ya esté en busca y captura. «Adán, acláranoslo», exige el líder.
«No, hacia adelante», sostiene con firmeza el «hermanísimo»: «Por lo que (si) en ese momento son las doce de la noche, van a ser las doce y media. Es decir, los muchachos, para poner un ejemplo, van a comenzar las clases a las siete de la mañana el próximo lunes 24: la hora es siete de la mañana, pero serían las siete y media de hoy. Es decir, los niños van a llegar con el sol media hora más arriba en el cénit. Ése es el cambio que se hace».
«Para que eso ocurra, el movimiento del reloj entonces debe ser...», duda Hugo. «Hacia adelante», insiste Adán. «Hacia adelante media hora, de forma tal, claro, amanecerá más tarde», anota Hugo. «Así es», erre que erre, su hermano mayor. «Amanecerá media hora más tarde...», feliz el demiurgo Chávez. «Sí, correcto», le reafirma Adán.
Pues no. Salvo capricho de última hora, los relojes deberán atrasarse treinta minutos al nacer este lunes, con lo que la República Bolivariana se situará a -4,5 horas GMT. De este modo, el país del Orinoco se suma a «potencias» como Afganistán (+ 4,5 GMT), India (+ 5,5 GMT) o Myanmar (antigua Birmania: (+6,5 GMT), que han hecho con su huso un sayo.

1 comentario:

vene dijo...

"Amanecerá media hora más tarde" JAJAJ QUE OMBLIGUISTA