Nos mudamos, ahora estamos en www.elpoderdelciudadano.blogspot.com

Haz click aca para ir a nuestra nueva casa:

http://elpoderdelciudadano.blogspot.com/

miércoles, 13 de junio de 2007


Ya en Brasil se estan dando cuenta lo peligrosa que puede ser la amistad con Chavez ( Chavez no es Venezuela) muchos politicos y periodistas ya estan claros.
Luiz Felipe Lampreia // Chávez : ¿El comienzo del fin?

Los recientes improperios del coronel Hugo Chávez contra Brasil y el Senado de la República tal vez sean más que las groserías de un hombre desequilibrado. Posiblemente son manifestaciones de una desesperación incipiente frente a el fracaso avizorado como gobernante y como revolucionario, Veamos algunos hechos:

El déficit presupuestario venezolano alcanzó 7,97 billones de bolívares, o 3,7 millardos de dólares, en el primer trimestre de 2007, según anuncio del Banco Central de Venezuela.

Esa escalada de 161% en relación con el déficit del primer trimestre de 2006 ocurrió a pesar del aumento de la renta fiscal petrolera.

El descalabro tiene una causa inevitable: la política de gastos gubernamentales desenfrenada en el país y en el extranjero.

Resultado: la inflación venezolana ya llegó a un nivel anualizado del 19,6% en mayo y va a subir rápidamente.

PDVSA -la compañía estatal de petróleo-, que es la fuente de toda la riqueza del Estado, se halla cada vez con menor capacidad de realizar las pesadas inversiones necesarias para mantener y expandir la producción, no sólo de petróleo sino también de gas natural,

El coronel ya eliminó casi todos los cimientos de una democracia y está fuertemente empeñado en eliminar los últimos vestigios que quedan en Venezuela. Ahora está apoplético frente al apoyo que la emisora RCTV recibió dentro y fuera del país, después de haber sido víctima de un cierre digno de la Alemania de los años 30. En acto público del día 2 de junio, Chávez atacó violentamente a quienes apoyaban a RCTV y los mandó “al carajo”. Ahora bien, este apoyo es de personas y organizaciones respetables, como los estudiantes universitarios de Caracas y los ciudadanos que le daban a RCTV un 40% en el rating, para no hablar de los no venezolanos. Pues bien, el coronel avisó que mejor sería que no hubiese frecuentes manifestaciones públicas de la oposición, ya que “podrían machucarse”. Para comprobarlo, sus secuaces atacan físicamente a los manifestantes. Vale la pena recordar que Adolf Hitler fue electo originalmente por el pueblo y se valió de las instituciones para instalar una de las dictaduras más oscuras de la historia moderna,

¿Hasta cuándo, en esas condiciones, será legítimo ignorar que hay en MERCOSUR y en el Grupo de Río una cláusula democrática y aceptar que el coronel de camisa roja pretenda dictar las reglas de la convivencia entre las naciones de América del Sur? ¿Es aceptable, por ejemplo, admitir a Venezuela en Mercosur después de que el propio Chávez afirmó claramente que su objetivo es destruir a Mercosur tal como él existe? En cualquier club del mundo, una afirmación de tal género daría lugar a una lluvia de bolas negras contra el candidato a socio.

No es necesario ser un gran economista para darse cuenta de que el gobierno de Chávez está transformando a Venezuela en un enorme Titanic rumbo al iceberg, incluso sin la caída de los precios del petróleo, que un día ocurrirá, inevitablemente. Las perspectivas políticas y económicas para el 2007 ya son inestables, y aun lo serán más las de los próximos años. Las tensiones se multiplican a medida que la oposición se endurece y el coronel recrudece. En la propia alianza que gobierna a Venezuela surgen divisiones patentes, con una vertiente “Light” que juzga excesiva la radicalización en marcha. Las presiones inflacionarias se intensifican y, tal como lo aprendimos duramente en Brasil antes del Plan Real, quien paga más caro por ese descontrol es el pueblo. Ahora bien, es este segmento de la población que Chávez alega defender y que hasta ahora lo sustenta políticamente.

Lo más grave para el futuro de Venezuela es la profunda división que el coronel introdujo en la nación. Aún en el caso de que su mandato termine en breve, Chávez le habrá puesto a su país una carga de odio político y de división social que tardará mucho en cicatrizar. Este país amigo, cuyo pueblo tanto se parece al brasilero en muchos aspectos, está hoy encerrado en un inmenso foso. Tardará mucho hasta que pueda salir de esa trampa.

Con una obsesión digna de Macbeth, Chávez ve en todas partes una conspiración para derribarlo. Quines lo acompañan en los últimos años dicen que su paranoia se acentuó mucho desde la tentativa de golpe contra él en el 2002. Con eso el coronel se aísla cada vez más internacionalmente y rompe los puentes con aliados potenciales en la región y en Occidente en general. Hoy, Venezuela se halla en posición diplomática muy débil, como lo comprueba su fracaso en la tentativa de elegirse para una silla transitoria en el Consejo de Seguridad dela ONU, por ejemplo.

Para nosotros, brasileros, la mejor noticia en esta marcha de la locura, es la toma de consciencia del presidente Lula (a pesar de que no de su partido) de que Chávez no es buen compañero. No hubo una postura contundente -y tal vez sea mejor así, porque Brasil jamás debe ser truculento con sus vecinos-, pero estamos, felizmente, a años luz del tiempo en que el coronel era el socio predilecto para fantasías suramericanas: gaseoductos gigantescos, FMIs traicioneros, super-empresas binacionales de petróleo y de naturaleza similar. Chávez ya es un rival y puede transformarse en un enemigo del presidente brasilero e incluso de Brasil. Las intervenciones venezolanas en el proceso de nacionalización del gas boliviano son una realidad indiscutible que hay que tomar en cuenta.

Ahora Venezuela está metida en una escalada armamentista que no puede dejar de ser vista con preocupación por nuestros militares, Y Brasil -gobierno y sociedad- ya no halla gracia en las excentricidades del coronel, ni se dispone a seguirlo en sus devaneos. Creo que nuestro presidente finalmente se dio cuenta de que tal compañía sólo nos trae perjuicios líquidos. Sin, de modo alguno, abogar por cualquier tipo de intervencionismos, que sería contrario a nuestras tradiciones más consagradas, haríamos realmente bien en mantener una distancia creciente respecto del coronel.

Luiz Felipe Lampreia
Ex ministro de Relaciones Exteriores de Brasil entre 1995 y 2001

Traducción: Carlos Armando Figueredo


Fuente El Universal

1 comentario:

Anónimo dijo...

BUSHISMO PRO-ALCA CONTRA EL MERCOSUR EN PARAGUAY
ITAIPÚ, SUPUESTA MANZANA DE LA DISCORDIA
(Por Luis Agüero Wagner- (http://itaipuecidos.zoomblog.com)


Por estas fechas me resulta irresistible emitir un comentario sobre lo elástico que resulta el tema de los Tratados de Libre Comercio para cierta prensa con delirios de poder paralelo, sobre todo ante la insistente campaña de los bushistas trasnochados y partidarios del ALCA que predominan en los medios de comunicación de Paraguay.
Primero, debo decir que resulta lamentable el espectáculo de ciertos políticos pusilánimes exhibidos cual trofeo del amo de ABC color, el señor Aldo Zuccolillo(ver http://luisaguerowagner.zoomblog.com), cuando se allanan a seguir su línea editorial contra el Mercosur, buscando instrumentar el tema de las hidroeléctricas compartidas con Argentina y Brasil (Itaipù y Yacyretà) para crear disturbios en el bloque regional, como si nos faltaran problemas en el país y el subcontinente. Y tanto más notorio el triste papel de títeres al tratarse de medios de comunicación bien conocidos por sus vinculaciones directas e indirectas con intereses imperiales extranjeros a la región, y su anacrónico Maccarthismo que pareciera ignorar que la guerra fría finalizó hace casi dos décadas.
Resulta realmente lamentable ver en ese papel a tribunos con auténtico predicamento político como Miguel Abdón Saguier, o a supuestos izquierdistas como Ricardo Canese.
Como no constituye sorpresa, acompaña a Zucolillo en su campaña el ex animador de los cumpleaños de Stroessner Humberto Rubìn, que en 1987 cerrò de motu propio su radio para no pagar sueldos a sus empleados con los 341.000 dòlares que la Nacional Endowment for Democracy le facilitò para el efecto.
En segundo lugar, debería discernirse que ni los gobiernos de Brasil o Argentina son responsables del inmediatismo de algunos líderes políticos paraguayos, por demás carentes de legitimidad e invalidados como interlocutores desde un principio, cuando estos posponen renegociaciones a cambio del metal envilecedor imprescindible para comprar conciencias durante sus campañas políticas. Quienes no tenemos una memoria dependiente de las dádivas de la publicidad oficial, ni tenemos motivos para defender a actores de reparto que se dedican a seguir la línea editorial de la patria periodística para aparecer en sus espacios, todavía tenemos fresco el recuerdo del viaje del senador Carlitos Filizzola Pallarés a Brasilia en diciembre de 2005, supuestamente para hablar de la renegociación de Itaipú, pero en la vida real para claudicar ante Lula, y traer a su jefe Nicanor 20 millones de dólares para financiar su campaña en la interna colorada de febrero de 2006.
En tercer lugar, que no tienen autoridad moral para censurar el entreguismo de ningún gobierno quienes albergan en sus filas a notorios voceros de coacciones externas desnacionalizantes pagadas por embajadas extranjeras.

Sin negar que cualquier tratado internacional es pasible de exhibir defectos de forma y contenido, difícilmente pueda aceptarse el papel de censor de una prensa fabuladora, sin autoridad moral ni compromiso con la verdad, que jamás ha pretendido ocultar sus tendencias socialdarwinistas y ultraderechistas al enfocar temas económicos y políticos, su hipocresía a la hora de condenar una dictadura que alabó por décadas, ni tampoco su ocasional visión legionarista y anti-nacional de la historia paraguaya en el enfoque de sus momentos culminantes. Aunque lleve décadas disfrazando de nacionalismo sus incontenibles afanes de convertir Itaipú en la manzana de la discordia del Mercosur, al tiempo de erigirse en abogada de expoliadores intereses extranjeros -eventualmente brasileños- que operan en el país prometiendo redimirlo, presentándose fraudulentamente como voceros de los intereses generales de la sociedad.

Ya dijimos que los políticos necesitan de la prensa para hacer conocer al público que están constantemente defendiendo causas nobles, aunque sean muy magros los resultados de su accionar, sobre todo porque la cobertura periodística no abarca todos los azimuts del espacio, y las buenas intenciones pareciera que no existen si no están los fotógrafos. Este hecho invariablemente se repite en el caso que nos ocupa.

Bien haría el señor Zuccolillo en historiar el tratado de Itaipú sin omitir a sus íntimos que participaron de las mieles del negocio, ni tampoco olvidar que el tan cuestionado acuerdo pudo firmarse gracias a la legitimidad que dieron a Stroessner sus grandes amigos y asesores (?) en temas políticos como los hermanos Levi Rufinelli.

Del mismo modo que sería deseable que nuestros negociadores en temas como Itaipú exhiban mayor patriotismo y sean intransigentes a la hora de defender los intereses nacionales, algo que no está en discusión, tampoco estaría demás que ciertos políticos y parlamentarios de la oposición demuestran una mayor autonomía de pensamiento y originalidad a la hora de elegir sus reivindicaciones, que cada vez aparentan más ser campañas auspiciadas por ciertos diarios. Para colmo, justo los que están habituados a las más bochornosas campañas contra la verdad.
Para tener una idea màs acabada de quiènes son estos personajes que mantienen oprimida la superestructura en Paraguay, transcribo en artìculo siguiente de Nemesio Barreto Monzòn:

En este artìculo de Nemesio Barreto Monzòn, publicado en la prensa internacional, quedan al descubierto las motivaciones que tuvieron Aldo Zucolillo, Humberto Rubìn y otros beneficiarios de la plata dulce de la dictadura para en los ùltimos meses del gobierno de Stroessner cambiar de actitud bajo protecciòn de la embajada norteamericana.

Cuando la CIA inició sus compras en Paraguay
Nemesio Barreto Monzón
barreto@rieder.net.py
El autoritario Dr. Carl Gershman, presidente de la NED, había venido “de compras a Paraguay”, pero no compró artesanía paraguaya sino otros “objetos de dudoso valor”.
En una carta de marzo de 1989 (1) el entonces embajador norteamericano en Asunción, Timothy Towell (2) reconoció que numerosas instituciones paraguayas habían recibido dinero de la National Endowment for Democracy (NED). Esta organización, “Fomento de la Democracia”, tenía desde 1985 una oficina en Montevideo, Uruguay. El embajador Timothy Towell mencionaba en su carta a los que recibieron dinero, entre ellos a “dirigentes laborales, medios de prensa, académicos”, etc. En cuanto “a los proyectos que están siendo considerados para asistencia futura -decía Towell- una lista definitiva y una distribución de los fondos aun se encuentran bajo estudio”. El embajador hacía también referencia a “los objetivos de la visita del Dr. Carl Gershman” a Paraguay. El “ilustre visitante”, el Dr. Gershman (3), presidente de la NED, había venido “de compras a Paraguay”, pero no compró artesanía paraguaya sino otros “objetos de dudoso valor”.

Un año antes de la clausura del diario “Abc-color” empezaron los rumores de que “una moderada suma de dinero” del gobierno norteamericano había ingresado a Paraguay con el objetivo de promover un cambio ajustado a los intereses norteamericanos. Era la época de los embajadores Arthur H. Davis (Jr.) y de Clyde Taylor. Este rumor, aunque solo en parte, no se confirmaría sino mucho tiempo después por la propia embajada de los Estados Unidos de América en Asunción. El generoso hombre de la billetera norteamericana no era otro que el señor Agustín Torres Lazo. Por entonces, y desde 1979, funcionaba en Asunción el “Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre” (IADSL), que tenía su oficina en la calle Montevideo N° 822 (Archivo del Terror, Microfilm 00189F-0031). El Director del “Instituto” era Agustín Torres Lazo, un hombre vinculado a los americanos y a sus órganos de inteligencia. Fue suya la “genial” idea de incluir también a los patrones en el Sindicato de Periodistas del Paraguay.

Agustín Torres Lazo –ex diplomático nicaragüense nacionalizado norteamericano- consiguió en 1979 que el Departamento de Estado invitara por primera vez al ex policía Alcibíades González Delvalle. Así nació una fructífera relación entre el agente de los norteamericanos y el ex policía Alcibíades González Delvalle. Siempre en el rubro sindical, Torres Lazo también trabó amistad con Víctor Báez Mosqueira, quien al poco tiempo se convirtió en hombre de confianza de la embajada norteamericana en Paraguay (Archivos del Terror. Microfilm N° 00045F 2336). Báez Mosqueira fundó después el Movimiento Intersindical de Trabajadores (MIT), hoy es Secretario de la “Confederación Internacional de Organizaciones y Sindicatos Libres” (CIOSL). Más adelante aparecerían en escena otros dos hombres de muy diverso valor en metálico: Humberto Rubín y Aldo Zoccolillo, propietarios de Radio Nandutí y del diario “Abc-color” respectivamente. Rubín y Zuccolillo fueron invitados en noviembre de 1986 por George Bush, entonces Vicepresidente de los Estados Unidos de América (Archivo del Terror. Microfilm N° 00020F 0743).

El Informe de la National Endowment for Democracy (NED) 1987-1989

En 1987 Radio Ñandutí recibió de la NED 121.880 dólares “para la conducción de formas de orientación democrática con énfasis en la activa participación de la audiencia en su auditorio de 300 sillas”. Otros 92.400 dólares recibió de la NED para aguantar “las presiones gubernamentales”. Poco después recibió 86.900 dólares “para la compra de un nuevo transmisor”. A esto debe sumarse otros 41.000 dólares “para la publicación de libros”. En cifras redondas, Humberto Rubín recibió 342.000 de la NED. En cuanto al señor de la CIOSL, Víctor Báez Mosqueira, entonces líder del Movimiento Intersindical de Trabajadores, recibió de la NED 92.688 dólares “para fortalecer la libertad de los sindicatos”. Resumiendo, los clientes de la NED en Paraguay recibieron en conjunto 1.074.584 dólares entre 1987 y 1989. En un próximo artículo se dará a conocer la lista completa de los viejos y nuevos clientes de la NED, IAF, FREEDOM HOUSE, etc.

NOTAS:

1) Carta de Timothy Towell, del 13 de marzo de 1989, dirigida a Joaquín Burgos y Carlos Ferreira Ybarra. Fotocopia autenticada en poder del autor.

2) Timothy Lathrop Towell fue embajador desde el 26 de septiembre de 1988 hasta el 27 de abril de 1991. “Un acicalado individuo de unos sesenta años, elegantemente vestido (blazer azul, camisa blanca y corbata a rayas diagonales) se alzó entre el círculo de mesas. Era Timothy Towell, el jubilado y antiguo, pero omnipresente, embajador de EE.UU. en Paraguay. Luego de hablar de la manera de contrarrestar la amenaza de Chávez, alardeó: "He trabajado con John Maisto durante años, desde que estuvimos juntos en Cochabamba, Bolivia en 1967, cuando nos libramos de Che Guevara. Si eliminamos una amenaza, podemos librarnos de otras”. Fuente: La Fogata - Internacional. El Maestro Maisto (que va a estar en Mar del Plata) y la muerte de Che. Juan Bolipaine Rebelión Traducido para Rebelión por Germán Leyens. http://www.lafogata.org/05inter/inter11/in_4-2.htm - 13k -

3) Carl Gershman. Director del Fondo Nacional por la Democracia (NED). Que el señor Gershman no es ningún demócrata quedó en evidencia en agosto de 2005 en Estocolmo, Suecia, cuando a Eva Golinger, autora del libro El Código Chávez, (The Chavez Code: Cracking U.S. Intervention in Venezuela), Carl Gershman no le permitió participar en un panel. Joshua Mata, testigo presencial, señala cuanto sigue: “La confrontación entre Estados Unidos y Venezuela pasó a primer plano en el Encuentro de Fundaciones que Promueven la Democracia realizado en Estocolmo entre el 28 y 30 de agosto de 2005. En lo que muchos han considerado un despliegue escandaloso de unilateralidad y arrogancia, Carl Geshman, prohibió la presencia de la abogada estadounidense-venezolana Eva Gollinger en el panel”. Fuente: “La confrontación entre Estados Unidos y Venezuela”. http://www.focusweb.org/confrontaci-n-entre-estados-unidos-y-venezuela-tensiona-reuni-n-sobre-democ.html?Itemid=94 - 89k - Véase, asimismo, el diario sueco “Aftonbladet”: “Hon får inte delta” (“Ella no puede participar”). Artículo firmado por el periodista sueco Björn Kumm. Estocolmo, Suecia, 30 de agosto de 2005